Las clases de yoga para mamás y bebés

yoga mamás y bebés barcelonaLas sesiones de yoga para mamás y bebés tienen un doble enfoque, por un lado ayudar a que las mamás puedan beneficiarse de una práctica física y mental para reconectar, reequilibrar y relajar su cuerpo después de la gran transformación vivida en los últimos meses, y que ahora se ve influido por el peso del bebé, los continuos quehaceres, la lactancia, etc. Por otro, promover y disfrutar de un contacto más respetuoso con el bebé a través de ciertos ejercicios, el masaje, la comunicación verbal, las nanas, etc.

Las clases de yoga para mamás y bebés:

Las sesiones tendrán por tanto estas dos partes que, en ocasiones se mezclarán:

  • La primera de ellas está destinada principalmente a la madre, realizando una práctica más o menos similar a la de las embarazadas, con más enfoque en el reequilibrio del suelo pélvico y la zona abdominal, así como especial atención a la zona del pecho (muy sensible por la lactancia). Se promoverán ejercicios físicos: estiramientos, tonificaciones, ásanas ajustadas, etc; así como atención a la respiración y a la energía más mental.
    En esta primera parte el bebé puede estar tumbado y relajado (incluso dormido), en ocasiones participará en las prácticas o si es su momento de comida, la madre estará a su disposición.
  • En un segundo momento (no se darán horarios ni direcciones rígidas), con la madre más relajada la atención se centrará en el bebé a través de ejercicios variados que irán proponiéndose según el transcurrir de la clase, así como de las propias apetencias de l@s pequeños. Como opciones: prácticas de psicomotricidad, masaje infantil, canto de nanas, baile, posturas de yoga adaptadas, etc.
  • Finalmente se llevará a cabo una relajación conjunta donde ambos puedes estar tumbados, el bebé sobre la mamá, la mamá sentada con el bebé en el regazo…
  • Una última parte de la sesión se dedicará a una charla libre, a dudas, comentarios… habiendo la posibilidad de unir con el grupo de las embarazadas si esto es de agrado para todas.

A tener en cuenta:
* La edad mínima recomendada para empezar con los bebés es de al menos 40 días después de su nacimiento. El máximo hasta que empiecen a andar. (En ambos casos es un parámetro aproximado y siempre puede haber excepciones)
* Está abierta también la opción a que sean los padres los que vengan con el bebé.