Archivo de la etiqueta: oscuridad

El poder de (dejarse) morir

el_poder_de_soltarNo tiene fin…
La muerte nunca acaba…
Me paso la mitad de mi existencia muriendo…
Muero a cada exhalación…

Bendita rendición que me lleva a entregarlo todo
Infinito soltar que me trae de vuelta a casa

No venimos a esta existencia a vivir disfrazad@s,
hemos sido convocad@s para desnudarnos de todo personaje al que,
entonces,
elegimos amoldarnos para darnos al juego del recordar. Sigue leyendo

Te siento mujer

mujer en florTe siento mujer.
Y lo siento mujer.

Habito en ti como tú habitas en mí.
Te acojo en la vivencia de mi cuerpo,
soy testigo cotidiano del trauma de serte encarnada,
con el horror de la guerra,
con el pánico de la dominación,
con el miedo de una receptividad machacada.

Mujer, aquí estoy,
poco más tengo para ofrecerte.
Estoy desde mi sentir y mi voz,
desde el poder que nombra la miseria y la tortura. Sigue leyendo

Recuerdos

cuerpo de dolorRecuerdo lo que fui y lo que fuimos.
Recuerdo de otros tiempos, de otras danzas encontradas.
Recuerdo cuando comenzamos a olvidar y decidimos polarizarnos,
quizás como parte del juego,
quizás no.

Recuerdo que entonces tuvimos que elegir:
Tú o yo.
Femenino o masculino.
Exterior o interior.
Emocional o racional.
Exhalar o inhalar. Sigue leyendo

Reflexiones bajo la Oscuridad de Samhain

Voy rescatando algunos de los momentos mágicos que han ido brotando en el poderoso círculo de 13 brujas celebrado hoy desde la energía de Doña Muerte y las Diosas Oscuras.

Hermoso espacio compartido entre mujeres que tienen el coraje y el amor propio para volver a la tribu desde la más auténtica desnudez (esa que libera de nudos ancestrales). Con confianza nos entregamos y empezamos a expresar, entre otros muchos, parte de nuestras miserias, desencuentros y miedos que van siendo sanados en el caldero y fuego de la feminidad consciente.

círculos_de_mujeres_barcelona (19)

Sigue leyendo

Atender los dolores

  • Toc, toc” – llaman a la puerta.
  • ¿Quién es?
  • Somos tus dolores, ¿nos abres?

Y ponte en el caso que con un gran dosis de valentía, confianza y por supuesto muerta de miedo, te atreves a abrirles. Y allí se presenta una tropa de fantasmas, demonios e incomodidades varias, mirándote con una gran sonrisa. Los hay físicos, emocionales o espirituales; están los ancestrales, los confusos, los pesados o los enrevesados. Tu “familia dolor” al completo. Sigue leyendo

La danza de la Vida

El otro día escuché una voz interior que me decía: ¿Te atreves a ser feliz? Y bueno, tengo que admitir que me sonó a anuncio barato queriéndome vender una bebida con burbujas o el coche de mis sueños. Igualmente me entró la curiosidad y me dejé sentir.

Me hizo reflexionar. Y es que a que a día de hoy la felicidad es poco más que una cosa deforme, manoseada, que cualquiera se atreve a hacer suya como un parche, como una máscara o una camisa de quita y pon. Sin embargo, considero que un viaje sincero de mano del gran anhelo humano implica más. Mucho más. Sigue leyendo

Abriendo espacios desde el Yoga

“Estaba tumbada boca arriba. Se suponía que iba a ser el momento más gratificante de la clase que me dedicaba aquella mañana de verano. Cerré los ojos y amplié la mirada interna a todo lo que me ofrecía una de mis posturas favoritas: savasana, o traducida “el cadáver”. Estaba confiada, entregada de nuevo al proceso, rindiéndome por completo a la experiencia del yoga. De repente, una voz sabia dentro de mí dijo “sí” y desde ello, sin que mi mente controladora pudiera casi reaccionar, algo abrió. Y algo empezó a fallecer. El arquetipo de la muerte se evidenció y una apertura que conlleva cambio, movimiento y renovación constante, se desplegó desde lo más profundo. Y me solté y me dejé ir…” Sigue leyendo

La alegría y la verdad de mi dolor

Reconociendo el dolor desde el yoga

Por mucho que a veces se nos quiera maquillar la vivencia del yoga como un antídoto contra las molestias de espalda, evitar las agresiones del estrés o conectarse con un estado anímico que casi roza el nirvana, el yoga como ciencia integral te posiciona, en un momento u otro, enfrente de tu dolor.

A mi entender un yoga auténtico debería ayudar a evidenciar los dolores que todos cargamos. Y te lo refleja no solo las contracturas, tensiones y sobrecargas corporales (nada mal para empezar la verdad), sino el ser consciente, por ejemplo, de un algo no identificado que está apretando las tripas de tu Ser, el reconocerte desde la gran incertidumbre sobre quién eres y quien has creído ser o el darte cuenta del vacío emocional en el que estás sumergid@.

Sigue leyendo

Al mal tiempo y al buen tiempo… ¿qué cara quieres poner?

Lo que la sabia naturaleza nos ofrece

El otro día viví, regalo de la naturaleza, un fenómeno cuanto menos curioso. Lucía un hermoso sol otoñal y de repente, casi de la nada, se puso a llover. Durante un buen rato pude disfrutar como una niña de esta realidad aparentemente irreconciliable: sol y lluvia.

Respirando estos complementarios, era consciente de lo que mi mente juzgaba como “no posible” y así, me dediqué un tiempo para ciertas reflexiones y sensaciones que van moviéndose en mí en los últimos meses.

En esta temporada, quizás por resonancia con mi propio estado anímico, estoy pudiendo reconocer -personal y profesionalmente-, muchas experiencias que tienen que ver con este combinar de luces y sombras. Sigue leyendo

Yoga en días oscuros

Cuando aparecen las sombras

Uno de los grandes beneficios del yoga es el aporte de conciencia a nivel integral para nuestro cotidiano. Y ya sabemos que en ese cotidiano a veces aparecen días nublados, días con una carga añadida de conflictos, pesadez, angustia y preocupaciones. Sí, días que nos encantaría borrar del calendario, pero que ahí están, evidenciándose.

En mi tierra hay una expresión que me encanta que dice “lo que éh, éh”, que si lo traducimos desde el granaino vendría a ser: “lo que es, es” ;-). Me alucina la sabiduría que contiene esta sencilla frase, aunque creo que me alucina más cuánto nos empeñamos en negar ciertas realidades, como puede ser, estar en uno de esos momentos más sombríos. Sigue leyendo