Archivo de la etiqueta: yoga en lo cotidiano

¿Cómo debiera ser?

“Cuanto más me despojo de cómo creo deben de ser las cosas,
más libre soy para encontrar lo que quiere ser creado a través de mí”
Paloma Todd (Luna de abril)

presenciaÚltimamente me pillo a mí misma pretendiendo que “lo que Es” no sea como en realidad está siendo. Y me he dado cuenta que, como punto de partida, intentar que las cosas sean como “debieran ser” y no como en realidad están siendo, es una fuente enorme de sufrimiento. Devastador. Mordaz.

En mi práctica cotidiana me gusta preguntarme, conscientemente y a modo de mantra: “¿Cómo son las cosas?”. Lo observo, lo escucho. Y lo que contemplo muy a menudo tiene poco tiene que ver con la realidad, sino más bien con un deseo de modificación basado en lo que: “tendría”, “debería”, “así”, “así no”, “qué tal si”, “cuando llegue”, “cuando cambie”, “cuando por fin sea”. Lo que evidencia que, desde el gran anhelo de llegar a Ser, dejo de lado la realidad palpable de lo que YA está siendo. Sigue leyendo

Atender los dolores

  • Toc, toc” – llaman a la puerta.
  • ¿Quién es?
  • Somos tus dolores, ¿nos abres?

Y ponte en el caso que con un gran dosis de valentía, confianza y por supuesto muerta de miedo, te atreves a abrirles. Y allí se presenta una tropa de fantasmas, demonios e incomodidades varias, mirándote con una gran sonrisa. Los hay físicos, emocionales o espirituales; están los ancestrales, los confusos, los pesados o los enrevesados. Tu “familia dolor” al completo. Sigue leyendo

La alegría y la verdad de mi dolor

Reconociendo el dolor desde el yoga

Por mucho que a veces se nos quiera maquillar la vivencia del yoga como un antídoto contra las molestias de espalda, evitar las agresiones del estrés o conectarse con un estado anímico que casi roza el nirvana, el yoga como ciencia integral te posiciona, en un momento u otro, enfrente de tu dolor.

A mi entender un yoga auténtico debería ayudar a evidenciar los dolores que todos cargamos. Y te lo refleja no solo las contracturas, tensiones y sobrecargas corporales (nada mal para empezar la verdad), sino el ser consciente, por ejemplo, de un algo no identificado que está apretando las tripas de tu Ser, el reconocerte desde la gran incertidumbre sobre quién eres y quien has creído ser o el darte cuenta del vacío emocional en el que estás sumergid@.

Sigue leyendo

¿Es el yoga una necesidad?

La tradición de crear necesidades

Me decido a escribir esta reflexión desde la sensibilidad y la incomodidad que me crean estos días de fiestas, comilonas y consumismo exacerbado. luz

Soy de las que el cambio de ciclo y la conexión con lo simbólico lo viven más desde la luna nueva, el solsticio de invierno o la primavera, pero aún así las navidades no pasan desapercibidas para nadie.

Intento entonces observarlas a través de la “conciencia testigo” (con bastante dificultad la verdad), una propuesta yóguica que desarrolla la toma de conciencia sin juicios, apegos ni rechazos.

Lo más significativo para mí de la escucha de estas fiestas pasa por evidenciar la base frágil y ficticia del escenario que nos mueve dentro de un modelo de consumo que, considero, hace tiempo que se nos fue de las manos. “Ser” desde el tener y acumular, forzados varios de caretas maquillando sonrisas, simulacros de palabras sin corazón o negaciones a lo que de verdad siento. Con el añadido, como no, de un sistema de mercado apretujando al máximo la venta, el beneficio y las técnicas variadas para que te decidas desde la instantaneidad y el automatismo por el imprescindible producto: “Compre ya!!”, “No lo dude!!”, “Justo lo que andabas buscando!!”. Sigue leyendo

Ser pacifista en tiempos de guerra. Ahimsa

Las batallas cotidianas

Hace poco me rendí a lo que para mí es ya una evidencia: vivimos en guerra.

Es cierto que yo tuve la suerte de nacer y crecer en una democracia, la dictadura hacia unos años había terminado y no tuve que experimentar, como mis abuel@s, la tragedia de una guerra civil. Aparentemente estamos en paz, o eso nos hacen creer… o eso queremos creer.

De acuerdo que no hay balas ni fusiles, que no suenan las alarmas avisando del bombardeo de los aviones y que no tenemos que enterrar a nuestros hermanos muertos en el campo de minas. No, no me refiero a esa guerra, sino a otra más sutil (aunque tiende a ser cada vez más explícita). Sigue leyendo

Al mal tiempo y al buen tiempo… ¿qué cara quieres poner?

Lo que la sabia naturaleza nos ofrece

El otro día viví, regalo de la naturaleza, un fenómeno cuanto menos curioso. Lucía un hermoso sol otoñal y de repente, casi de la nada, se puso a llover. Durante un buen rato pude disfrutar como una niña de esta realidad aparentemente irreconciliable: sol y lluvia.

Respirando estos complementarios, era consciente de lo que mi mente juzgaba como “no posible” y así, me dediqué un tiempo para ciertas reflexiones y sensaciones que van moviéndose en mí en los últimos meses.

En esta temporada, quizás por resonancia con mi propio estado anímico, estoy pudiendo reconocer -personal y profesionalmente-, muchas experiencias que tienen que ver con este combinar de luces y sombras. Sigue leyendo

Satya, la conexión con lo verdadero desde el yoga

El aporte de lo sincero

Uno de los elementos que más agradezco de mi práctica cotidiana de yoga es la conexión que me ofrece con la Verdad, con aquello que lleva a un camino de autenticidad. Y lo siento como un camino pues es una vivencia dentro de un proceso, un pasito a pasito que no siempre puedo llevar a la práctica pero que resulta tremendamente gratificante cuando logro estar desde su mirada clara.

La unión con lo sincero es, ante todo, un regalo de libertad. Es el encuentro que permite un darse cuenta que va mucho más allá de la forma, incluso más allá de lo esperado o lo deseable. Al generarse ese vínculo, lo que Es se revela amplio, sin adornos, permitiendo que nos entreguemos a una realidad que, poco a poco, va sanando y liberando de ataduras que nos someten. Rescatando las palabras del sabio: “La Verdad me hace libre”. Sigue leyendo

Yoga en días oscuros

Cuando aparecen las sombras

Uno de los grandes beneficios del yoga es el aporte de conciencia a nivel integral para nuestro cotidiano. Y ya sabemos que en ese cotidiano a veces aparecen días nublados, días con una carga añadida de conflictos, pesadez, angustia y preocupaciones. Sí, días que nos encantaría borrar del calendario, pero que ahí están, evidenciándose.

En mi tierra hay una expresión que me encanta que dice “lo que éh, éh”, que si lo traducimos desde el granaino vendría a ser: “lo que es, es” ;-). Me alucina la sabiduría que contiene esta sencilla frase, aunque creo que me alucina más cuánto nos empeñamos en negar ciertas realidades, como puede ser, estar en uno de esos momentos más sombríos. Sigue leyendo

Los dones del cuerpo

Lo que mi cuerpo me ofrece

El otro día en la práctica de yoga me emocioné al tomar conciencia de todo lo que mi cuerpo me ofrece: polares femeninos y masculinos integrados, una experiencia de movimiento creativo y expansión, reencuentros con respiraciones y ritmos más auténticos, refugio para la serenidad, la quietud y el silencio, etc.

Es una sensación contradictoria cuando algunos de mis alumnos me dicen que la clase de yoga es casi el único momento a la semana que pueden dedicarse para desacelerar y sentir su cuerpo. Para mí es un honor poder brindarles esta oportunidad pero me entristece profundamente que estemos construyendo un cotidiano tan alejado de los dones de nuestra corporeidad sabiendo todo lo que tiene para ofrecernos. Sigue leyendo

Yoga en el cotidiano

¿Por qué practicar yoga?

Si me preguntaras por qué me gusta tanto el yoga, por qué hace ya más de 11 años que lo practico ininterrumpidamente con tanto amor y fascinación, te diría sin duda que es por su compañía. Sí, me encanta sentirme acompañada por el yoga.

Muchas personas siguen pensando que el yoga es sólo esa clase semanal donde alguien te va diciendo posturas a las que llegar con tu cuerpo, nociones de respiración, estiramientos y un reconfortante relax final.

Pero desde luego, el yoga es mucho más que eso.

Lejos de cerrar la definición de esta ciencia milenaria de evolución, de conciencia y de integración, hoy me quedo subrayando el aporte que tiene para nuestro cotidiano. Sigue leyendo