Te siento mujer

mujer en florTe siento mujer.
Y lo siento mujer.

Habito en ti como tú habitas en mí.
Te acojo en la vivencia de mi cuerpo,
soy testigo cotidiano del trauma de serte encarnada,
con el horror de la guerra,
con el pánico de la dominación,
con el miedo de una receptividad machacada.

Mujer, aquí estoy,
poco más tengo para ofrecerte.
Estoy desde mi sentir y mi voz,
desde el poder que nombra la miseria y la tortura.

Sí, quizás no debieran ser así las cosas,
quizás la historia nunca debió sostener tanto desequilibrio,
pero forma parte de este partido de desencuentros,
de esas partes que aún no se ven,
que aún no pueden acariciarse ni agradecerse.
Solo agredirse.

Lo siento mucho mujer,
tanto que el sentir es tan tuyo como mío,
tiene vibrar y resueno en mis células, en mi piel.

Estamos juntas mujer,
en esta noche te acojo,
sé de tus plegarias,
de las fracturas de la condición de serte.
No puedo irme contigo al infierno
pero puedo abrazarte desde este vientre infinito,
aquel donde todo Es más allá de la polarización y la violencia.

Te abrazo mujer,
te abrazo donde la noche te haya escupido,
para recordarte que no estás sola,
y que no hay ninguna guerra.

Solo olvido, mucho olvido.

Escrito por: Paula*
Fotografía de: Francesca Woodman

Dedicado a Marta y a Alicia. Por permitirme acompañaros en la noche.  Os mando amor allá donde estéis.