Vuelvo a ti madre

FB_IMG_1445675445883En estos días de desencuentros, guerras y fanatismos por ambos bandos, me estoy dedicando mucho tiempo para reconocer cómo posicionarme pudiendo ofrecer una vibración más sana.
Desde un primer momento tuve claro que era desde la experiencia del AMOR.

Una de mis pasiones es bucear en el significado de las palabras, y cual es mi sorpresa al encontrar que la etimología de amar proviene de la raíz “amma”, que significa “madre”. También relacionado con el verbo latino “amare”, que tiene que ver con dar caricias de madre en origen.

Me acuerdo entonces de uno de los libros que más me impactaron sobre este tema, el de Casilda Rodrígañez “La represión del deseo materno y el estado de sumisión inconsciente” y empiezo a atar cabos. (Libro súper recomendable por cierto)

Quizás como parte del juego se nos hizo creer que el amor solo podía ser entre hombre y mujer, desde un estado de posesión y bajo unos mandatos morales prestablecidos. Un amor totalmente condicionado y limitante.

Puede que nada de lo que esté pasando sea casual y ante tanto escenario de terror tengamos una buena oportunidad por recuperar la profundidad de las verdaderas fuerzas sanadoras, volviendo a conjugar este poderoso y bello verbo.

Yo solo quiero amar…
Vuelvo a tí madre

Escrito por Paula*

(Hermosa imagen encontrada en internet. Si sabes su autoría te agradezco me lo comentes para añadirla)