Yoga

yoga_sagrada_familia_barcelona¿Cómo vivo y comparto el Yoga?

Definiciones de yoga hay muchas y muy variadas. De mis años de experiencia en esta disciplina milenaria hay conceptos claves que recojo y potencio tanto en el compartir en las clases como en mi propia práctica cotidiana:
Conciencia: desde la capacidad de “darnos cuenta”, sin apegos ni rechazos.
Salud: vivenciado como un proceso de sanación y cuidado personal que, a la vez, pone atención en el disolver de las corazas y desequilibrios que portamos. Salud desde la conexión con la pureza que somos.
Disciplina integral de vida: un enfoque que abarca cuerpo, respiración, mente, energía, etc. y que te invita a un compromiso cotidiano que disfrutar.
Espiritualidad: en su versión más sencilla y potente la vivo como el recordar de quienes somos, de nuestra esencia.

Pero igualmente todos ellos son meras palabras si no están enraizadas, incluso diría, encarnadas. Para mí entonces el yoga no se hace, en todo caso se practica, se vive. Lo experimento como un estado: “Estar en yoga”, “Ser en yoga”.

Desde su etimología el Yoga habla de Unión y ésta sucede naturalmente tras el desacelerar/detener las fluctuaciones mentales, tal y como dice Patanjali en su Sutra: “Yoga chitta vritti nirodhah”. Yoga desde la paz y el silencio en donde lo más auténtico que somos  puede brotar.
Por eso no considero que haya demasiado que hacer, es más bien crear el espacio relajado para soltar y limpiarnos. Un fusionarnos con lo más puro de nosotr@s que, tras el deshacernos de lo que ya no va, empieza a revelarse.

Y mi estar dentro de este viaje es el acompañarte, ofrecerte herramientas y experiencias inspiradoras. Me comprometo con la atención individual, una mirada personalizada desde quien eres y lo que te puedo ir aportando en pos del reencuentro con tus propios recursos de sanación y equilibrio.

¿Cuál es mi estilo de yoga?
Cuando me preguntan qué yoga ofrezco, respondo medio en broma medio en serio:            “Yoga Paula”.  Llevo desde los 20 años practicando y estudiando, desde los 23 ofreciendo profesionalmente esta ciencia de vida. Después de este tiempo, lo que va surgiendo en las clases es una versión aunada y coherente de la trayectoria vivenciada que sigue nutriéndose con mi continuo investigar y crecimiento personal.

Aún así, hay claramente unas líneas que concretan lo que ofrezco en mis clases. Podría hablar de tres lugares básicos:
– Mis raíces vienen del hatha yoga: unión de sol (ha) y luna (tha)
– Mi individualizar y desarrollar una práctica integral y sanadora se sustenta en la yogaterapia
– Mi aporte personal viene con la puesta por equilibrar polares desde el enfoque puesto en la feminidad (tanto en mujeres como hombres) así como una inclusión del ámbito creativo-artístico-expresivo y la divulgación a través de mis artículos-reflexiones

Si quieres saber más puedes hablar conmigo personalmente y/o leer algunos de los artículos que escribí en relación. O puedes venir a probar una clase de las diferentes propuestas que ofrezco según tu interés, necesidad o momento vital: